¿Es el momento del rebranding de tu marca?
momento-rebranding-mini

Llevo años trabajando en la creación de marcas para emprendedoras y empresarias. En otra ocasiones para empresas asentadas que lo que necesitan es un cambio sutil en su identidad visual.

En muchos de los casos, me encuentro con proyectos que empiezan desde cero; proyectos repletos de entusiasmo e ilusión por ver nacer un sueño y desde donde puedo evaluar junto con el cliente, las necesidades de la nueva marca; su competencia directa; y por supuesto los valores de la empresa que representa.

Pero en otras ocasiones, como te decía, el rebranding o rediseño de una marca existente es lo que llega a mi estudio de diseño y es de eso justamente de lo que quiero hablarte hoy.
 
Un rebranding o rediseño de una marca consiste en un proceso de diseño en el que a un producto o a la identidad visual de una empresa se la dota de una nueva imagen con la finalidad de hacerla más atrayente frente a su público ideal o posicionarla en un lugar distinto del que estaba ahora.

Esto significa que es necesario re-evaluar la situación de la empresa, fijarnos en si su identidad es acorde con lo que se quiere trasmitir y si se representa de una forma en que la probabilidad de éxito sea elevada.

Si tienes dudas de si es o no tu momento, te invito a reflexionar sobre las siguientes cuestiones y a analizar tus respuestas. Si son afirmativas ha llegado el momento de ponerse manos a la obra y puedo ayudarte. Cuéntame en comentarios si alguna de las afirmaciones resuena contigo, te leo:

 
1. Tu logotipo o imagen sientes que ya no te define o no representa tu negocio: tu vida ha cambiado y tus necesidades profesionales han evolucionado de forma que no te sientes cómoda con la imagen que transmites.
 
 
2. La marca actual contiene símbolos o formas que ya no representan tu empresa: Éste ha crecido y evolucionado y su imagen no va en la línea que debería. No representa lo que deseas. Cuando alguien entra a tu sitio online no sabe a qué te dedicas, le cuesta explicar sobre que trata tu blog o suelen llegarte emails que te piden consejo sobre temas que realmente no versan con tu profesión.
 
 
3. El diseño que tienes actualmente fue un diseño para salir del paso y se quedó anticuado: Tu identidad se basó exclusivamente en una gráfica y ahora y te urge crear una guía de estilo con la que definir desde el tipo de imágenes que usaras, hasta el filtro que les añadirás, pasando por el tipo de letra que será tu distintivo junto con un largo etc.
 
 
4. El enfoque de tu negocio ha cambiado y con él tu cliente ideal: Si has variado el fin o la misión de tu blog o marca, probablemente necesites un rebranding de marca porque probablemente ni tu antiguo nombre de marca llame la atención del visitante que deseas se convierta en comprador y necesitarás escoger tu nuevo nombre de marca.
 
 
5. Tu marca actual no está preparada para los nuevos medios digitales: en la era de internet es necesario que las marcas se adapten la nueva fórmula publicitaria. El diseñador que escojas (en este post podrás saber cómo decidirte por uno u otro) será capaz de crear cualquier tipo de archivo que potenciará tu nueva imagen en el mercado, además de diseñar un contenido que dará cohesión y fortaleza a la nueva marca.
 

Guardar

Podría contarte muchas más cosas sobre el rediseño o rebranding de una marca pero no pretendo aburrirte, sólo que pienses si realmente estás en este punto o en cambio tu marca dice mucho de ti y de lo que quieres contar.   Si estás en el primero de los casos y tienes ganas de experimentar la magia de un cambio, estás en el sitio indicado. Me encantaría formar parte del cambio de tu negocio. Escríbeme a hola@blancoruso.com o rellena este formulario para que pueda informarte y adaptarme a tu momento y al de tu proyecto o negocio ¡será genial conocernos!

5 Comentarios

  1. Uf…. si ya crear tu imagen de marca supone un reto, decidir que ha llegado la hora de «darle una vuelta» da como vértigo. Nos apegamos a cosas, personas y situaciones y ser capaces de aceptar que ya han «caducado» es todo un ejercicio de valentia. Tal y como lo planteas en este post resulta fácil darse cuenta de esa necesidad.

    Se me ha venido a la mente una frase que a mi me encanta: «no cambié, solo aprendí; y aprender no es cambiar, es CRECER». Seguro que muchas empresas o profesionales, gracias a tu post, descubre que es el momento de CRECER.

    Un placer, como siempre leerte. Gracias

    Responder
    • Un placer es que me dejes tan sabios comentarios, Paloma :) Muchas gracias porque no es fácil llegar al punto mental del rebranding, pero cuando se llega a percibir con claridad que es ahora el momento de hacerlo, los frutos son enormes.

      Responder
  2. Interesante, yo he pasado recientemente por este paso, quizás no sea exactamente un rebranding, ya que el cambio fue total: contenido, marca, estilo,… Pero es mejor sentirse asesorada y guiada, de lo contrario te vuelves loca.

    Responder
    • Carmen, claro que sí, Siempre es mejor ir de la mano de un profesional para que el camino no se haga duro sino realmente placentero y divertido. Gracias por contarme tu experiencia con el tuyo :)

      Responder
  3. Muchas gracias Mammen, tu post llega en el mejor de los momentos!. Ya hace tiempo que sentía que necesitaba un cambio, uno de esos que dan mucho vértigo…un cambio de marca, cambio de estética, …realmente un cambio de vida, hasta mi nuevo blog se llama así, 43 cambios. Es cierto que cuesta bastante parar en seco y tomar la decisión de revisar aquello que está bien para rescatarlo y eliminar sin miedo aquello que ya no encaja en el presente, para así reconducir las cosas cambiando el enfoque, la estética e incluso la manera de vender. Me he pasado años intentando encontrar un logo a medida y me he dado cuenta que en momentos así, es mejor pedir ayuda y que alguien desde fuera, visualice las cosas y desde otra perspectiva, pueda dar ese paso por mi, así que ya lo he encargado y espero empezar el año que viene, una nueva VIDA.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¡Hola!
Cuéntame, ¿en qué puedo ayudarte?