¿Cómo definir a tu cliente ideal?
Definir un cliente ideal

Definir un cliente ideal es esencial si queremos empezar un negocio, o darle la vuelta al que tenemos entre manos porque no acaba de funcionar. Es de las primeras cosas que debemos tener claro: saber a quien tenemos que dirigirnos. Quién es nuestro cliente potencial, nuestro cliente ideal.

Definir un cliente ideal

Igual que hemos de definir cuál es la esencia de un negocio para trasmitir su filosofía, igual nos servirá conocer a nuestro cliente ideal. Al conocerlo y llegado el momento de un rebranding de la marca, tu diseñador sabrá dar una forma gráfica coherente, correcta y práctica a tu imagen. Una imagen de marca que será capaz de llegar a los ojos de esa persona que comprará tus servicios o productos.

En ciertas ocasiones, me ocurre con mis clientes que llegan a mí buscando simplemente una imagen de marca bonita. No han pensado suficiente en asuntos como quienes serán sus clientes más rentables o qué es lo que hace que su empresa sea única. Sin estos datos, es realmente complicado hacer una imagen gráfica eficaz. En cambio, teniendo el conocimiento adecuado del negocio y de lo que se pretende conseguir gracias a él, será más sencillo canalizar esa estrategia hacia el diseño una identidad de marca singular. 

[bctt tweet=»Identificar a tu cliente ideal, es uno de los pilares básicos antes del rebranding de tu marca» username=»blanco_ruso_»]

Lo que recomiendo a estos clientes es que se sienten y redacten una especie de diario, poniéndose en la piel de su cliente perfecto: definir un cliente ideal, es la misión número 1 del emprendimiento. O lo que es lo mismo, localizar a ese cliente que estaría dispuesto a pagar por tu trabajo, lo que éste merece. Ese cliente que te dará las gracias por el trabajo que has hecho, porque entenderá cómo le has ayudado.

¿Cómo definir un cliente ideal en 3 sencillos pasos?

1. El ejercicio previo: consiste en ponerle edad a tu cliente ideal, saber qué aficiones tiene, que estado civil, que le gusta leer… Piensa con qué marcas le gusta vestirse, qué hábitos alimenticios tiene, dónde le gusta comer… Cuáles son sus miedos y sus preocupaciones. Cuáles son sus problemas reales o que incertidumbres le crea su situación actual…

2. Analiza las necesidades de tu cliente: analiza las preferencias y necesidades de tu cliente aportando una solución. Una solución que sea sostenible y rentable para ti en el mercado. Piensa en qué demanda necesita cubrir tu cliente. Los negocios que mejor funcionan son los que entienden lo que sus clientes necesitan y buscan opciones para generar más negocio. Piensa cómo dar solución a sus problemas y cuestiónate cuál es la mejor fórmula para ayudarle.

3. Desglosa diferentes perfiles de clientes: si buscas varios tipos de clientes ideales, conseguirás ampliar el negocio. Conseguirás nuevas fuentes de ingresos porque tus ventas provienen de diferentes ramas. Aunque al principio te centres en un sólo cliente ideal (el que generará más beneficio), piensa qué otros perfiles podrían ajustarse a tus servicios. Conociéndolos, podrás ampliar productos o servicios que servirán para obtener mayor rentabilidad.

¿Qué hacer con el estudio de mi cliente ideal?

Toda la información que recopiles en este ejercicio, servirá a tu diseñador para crear una marca que llegue a tu cliente ideal. Por ejemplo, si quieres que tu empresa sea vista como inspiradora o cercana hay tipos de letras que van ayudar a que la marca comunique exactamente eso. Si tu cliente es extrovertido, alegre y le gusta el surf, habrá una paleta de color indicada para capturar su atención. Mucha ayuda nos presta la psicología del color en todo ello.

Pero si tienes clara la imagen de marca que quieres para tu negocio (sus colores, sus tipografías…) y sabes ya como usarla, te será más sencillo recurrir a una imprenta o a un diseñador senior. Ellos plasmarán exactamente lo que necesitas. Si buscas, en cambio, que te orienten de forma profesional, confía en tu diseñador. Y como cuando contratas a un modisto para hacer tu traje no pones en duda como está hecho el patrón, ni cómo debió coser el talle, procura entender que tu diseñador trabaja para llegar a tu cliente ideal. Confía en la experiencia y los conocimientos de tu diseñador. Lo has contratado para eso y porque sabe como ayudar hacer crecer tu negocio.

Confía en el trabajo que haga porque él no está diseñando para ti. Él está diseñando a partir de definir un cliente ideal en tu negocio. Con toda la información que previamente has preparado y estudiado minuciosamente. Confía en él y deja que con el conocimiento que tienes de tu empresa y su criterio, construyáis la marca que va a deslumbrar a tu cliente ideal.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

7 Comentarios

  1. No hay menor duda, el paso número uno cuando comienzas con tu marca es saber a quién te estás dirigiendo. ¡Gracias por los pasos para establecerlo!

    Responder
    • Espero que te ayuden, Ana si es que estás en ese momento de rebranding o pasaste hace poquito por él. Definir un cliente ideal, como bien dices, es el paso número uno del que derivarán tanto tu propuesta de valor como tus nuevos servicios :) Gracias por tu comentario y feliz verano.

      Responder
  2. «Confía en el trabajo que haga porque él no está diseñando para ti. Él está diseñando a partir de definir un cliente ideal en tu negocio». Esa es la clave aunque a algunos clientes les cuesta entender esto. Buen post!!

    Responder
  3. Esto es super importante! uno de los pilares básicos que sujetan el blog, mientras no sepas a quien te diriges, no sabrás que necesitan y por lo tanto no sabrás que ofrecerles ;)

    Responder
  4. Estamos muy de acuerdo, hay que saber a quien te diriges para cubrir sus necesidades.

    Responder
  5. Cuando nos lanzamos a éste mundo, ya sea con un blog, a trabés de redes, obviamos algo tan fundamental como eso, pretendemos abarcar a todo el mundo (hablo por experiencia) y te vas dando cuenta que es impisible abarcar tanto, así es que poco a poco vas limitando tu público objetivo, pero cuanto tiempo y esfuetzo ahorrariamos si empezásemos por lo que tú nis cuentas.

    Responder
  6. Me parece interesentísimo este tema y a la vez complejo, porque no siempre tenemos un único cliente. Cuando crearon mi imagen, ciertamente los colores conectan con el público femenino, pero el logo como tal, sí creo que fue hecho enfocado en mi forma de ver las cosas y en mi afinidad por la geometría… Siempre debo explicar qué significa mi logo jaja…

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. 7 Claves para vivir de tu pasión - Descúbrelas aquí - […] muchos factores a tener en cuenta, te invito a ver el post de Mamen Villalba que en 3 pasos…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
¡Hola!
Cuéntame, ¿en qué puedo ayudarte?