Diferencia entre logotipo y marca: ¿Por qué necesitas algo más que un logo?
Algo-mas-que-un-logotipo-mini

Cuando un cliente se pone en contacto conmigo y me dice que sólo necesita un logotipo, es del momento en el que me toca explicar la diferencia entre un logotipo y una marca. Ya te contaba hace unas semana que tu marca puede contar tu historia y es real como la vida misma.

[vc_separator type=»transparent» position=»center» up=»2″ down=»0″][blockquote text=»Un logotipo no deja de ser la imagen gráfica condensada de todo lo que hay detrás de tu proyecto o tu empresa. Es una mínima parte de lo que el negocio constituye» show_quote_icon=»yes»][vc_separator type=»transparent» position=»center» up=»3″ down=»0″][vc_column_text]

Hay muchos aspectos que se quedan fuera si sólo me limito a diseñar una imagen bonita para mi cliente. No es lo que quiero para él, porque eso sería pan para hoy y hambre para mañana.

Un logotipo no es una marca

Un logotipo es sólo una parte gráfica que quiere condensar todos los valores de la empresa, su optimismo, su seguridad, la confianza hacia el cliente, su rudeza o su delicadeza. Aspectos que gracias a unas líneas de diseño u otro; el uso de colores apropiados o unas tipografías acordes, provocarán la magia de una imagen correcta. Por lo tanto, un logotipo es sólo la carcasa exterior de un negocio. La esencia de la marca, lo que conformará la imagen de marca de la empresa, su branding, serán los valores que desprende, la comunicación que realice, la forma en que lo haga mediante su voz y la meta que se quiera conseguir. Unidos y alineados todos ellos, hacia las expectativas que tiene el consumidor del negocio.

Haz que tu imagen sea memorable

De nada serviría que yo diseñase un logotipo resultón si luego lo aplicásemos con el método «copia y pega». También podrías hacerlo tu mismo con estos trucos pero es necesario tener no sólo una guía de estilo, sino también un manual de identidad mínimo para mostrar la marca correctamente. No vale cambiar de tipografía porque acaba de aparecer una nueva manuscrita que va genial contigo; no vale usar el color de tendencia de este año en los titulares de cierto anuncio porque es lo que se lleva.

Consulta tu manual de identidad corporativo

Si tu diseñador no trabajó esta parte o no tiene previsto hacerlo, por favor, pídele que complete un manual de estilo mínimo, donde tu logotipo se muestre en aplicaciones básicas como una tarjeta de visita, el papel de carta, las versiones negativas o de color de la identidad… etc. Es indispensable algo más que un logotipo porque éste debe mantenerse inalterable a las tendencias. Si crees que se quedó anticuado, piensa si no será mejor que te detengas y medites sobre un posible rediseño o rebranding de tu imagen de marca. Si en cambio, te sientes orgulloso de tu identidad corporativa, úsala bien: en banners de publicidad, en redes sociales, vigila tu comunicación verbal y escrita. Mantén un ritmo en el lenguaje de tu marca y en su gráfica.

Teniendo en cuenta estas premisas, lograrás que tu imagen de marca sea algo más que un logotipo. Tu marca, será reconocida en cualquier parte y conseguirás llegar al cliente ideal que te proporcionará la venta que buscas de tu producto o servicio.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

9 Comentarios

  1. Muy buen post. Corto, conciso, claro. Lo que siempre me ha llamado la atención es ver cómo las marcas (grandes marcas) han evolucionado con sus logos. Por ejemplo, Cocacola, no siempre tuvo el mismo, aunque si que es verdad que conservó la esencia, fue evolucionando. Así como, otras que podemos ver en los archivos de Internet. Por eso, cuando alguna alumna me dice que siente que su logo ya no es para su marca, y le digo en cambiar, me mira con cara extrañada y me dice ¿Pero un logo no es para siempre? Está claro que se puede buscar un rediseño que encaje con tu nueva situación. Compartiré tu artículo para que se les abra un mundo de posibilidades.

    Responder
    • Muchas gracias por tu comentario, Carmen. Es verdad que puede ser un poco traumático para el propietario de un negocio pensar en un rebranding de su marca porque piensa en un cambio radical de imagen y en que perderá clientes. Nada más lejos de la realidad si se hace con medida y base. Con un estudio previo del negocio logrará que la nueva identidad de marca potencie sus valores empresariales y que sus clientes se reenamoren de su marca.

      Responder
  2. Una vez leí la expresión. «Logos con alma» y pensé…. ¿Qué sino es un logo? es la representación grafica de tu alma, de tu esencia, por eso es de esas cosas que más debemos cuidar, y sin duda es algo para que lo haga un profesional.

    Efectivmente no se trata del logo, sino de toda la información «subliminal» que contiene, la forma de utilizarlo, la coherencia en lo que a imagen se refiere….

    Me ha gustado mucho la forma tan sencilla de plantearlo, gracias.

    Responder
    • Gracias a ti, Paloma :) Es cierto que un logo sin alma no es más que un grafismo más o menos bonito, pero se queda ahí, La historia que lo envuelve, como se muestra al público, como habla esa marca y que nos transmite es lo que hace realmente importante este motivo gráfico. Es algo más que un logotipo lo que necesita un empresario, es una marca que mire al mundo con energía, seriedad y profesionalidad.

      Responder
  3. Hola! Un logotipo puedo decirnos todo o nada, puedes atraer o puede hacer que perdamos el interés por conocer esa marca, al igual que su nombre. Alguna vez me he planteado hacer una revisión a mi nombre y logo, pero ahora que ya la gente conoce nombre y logo, también surge la idea de cuando es bueno cambiar? Ese detalle me ha echado alguna vez para atrás

    Responder
    • Es habitual que pensemos que no es el momento del cambio. Siempre hay miedos al cambio como todo en la vida. Por ejemplos: ¿qué momento es bueno para tener hijos? ¿para comprar una casa? …etc
      Para comprometernos con algo en la vida que viene de la mano de un cambio nunca es buen momento o es el momento perfecto. Me gusta ver lavida desde el prisma positivo y soy muy dada a la acción. Siempre animo a mis clientes a mirar al frente. Si ellos no están cómodos con su imagen, c¿ómo van a estarlo sus potenciales clientes? Ánimo, Dulces Caramelos. Quizá el 2017 sea el mejor de los momentos. Fíjate cómo fue el rebranding de Pepa Shoes, perderás algunos de tus miedos ;) https://www.blancoruso.com/rebranding-de-una-marca/

      Responder
  4. Totalmente de acuerdo, hemos vivido creyendo que el logo es todo. Incluso conozco diseñadores que lo creen y solo te venden el logotipo sin ofrecerte el resto.
    Como usuario que apenas y entiendes, después te das cuenta que eso no bastaba. No sabes que tipografías usar, qué colores, y demás y acabas haciendo un espanto con tu marca, jamás creando identidad y perdiéndote en la mente de tus consumidores.

    Responder
    • Así es, un logotipo no es una marca por eso necesita de elementos extras que son necesarios para que tenga fortaleza y transmita los valores del negocio. Un buen diseñador nunca diseñará un logotipo y se quedará ahí. Un buen diseñador, diseñará un logotipo y te dará las guía de color apropiada para que lo acompañe, unas nociones básicas para utilizarlo y unas tipografías corporativas que lo acompañarán. Es lo mínimo, una guía de estilo básica que acompañe a esa imagen de marca.

      Responder
  5. Coincido totalmente con vos, uno de los desafíos que hoy en día tenemos los diseñadores que nos dedicamos a la creación de marca es hacerle entender a los clientes que la marca va más allá del simple logo.
    Que hay que pensar en toda una estrategia detrás para que la marca realmente refleje la personalidad del negocio o persona, ademas que va complementado con un manual corporativo para que la misma sea aplicada de manera coherente en todas las piezas, para así obtener visibilidad. Gracias y saludos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.